Una oportunidad de desarrollo personal y de expansión de la consciencia corporal/energética hacia la capacidad innata de la escucha interior y el despertar de la sensibilidad. Vivir la experiencia directa con el cuerpo, con los sentidos, con la expresión natural al contacto y con el arte sutil de “tomar y permitir”.

Un espacio de cuidado y confianza abierto a compartir naturalmente sobre intimidad y sexualidad, ampliar conocimientos y profundizar en la conexión con el cuerpo y el Sentir que me puedan llevar a nuevas sensaciones y comprensiones, así como a un reconocimiento más completo y sensible del estado natural de Placer.

Vivir la experiencia directa con el cuerpo, con los sentidos, con la expresión natural