Reiki

En realidad Reiki en sí, no cura nada. Es tu propio cuerpo el que se sana. Reiki armoniza las zonas de tu cuerpo que puedan estar comprometidas con un exceso o carencia energética. Una vez que la energía se reequilibra, es tu propio organismo el que hace el trabajo de autosanación para el que está diseñado.

Nosotros creemos que tu cuerpo es capaz de generar cualquier sustancia química para regenerarse, pero que para que esta maravilla orgánica ocurra, tu cuerpo debe estar en armonía. Con Reiki ayudamos al organismo a entrar en armonía.